Ciencia y Tecnología se unen para dar a conocer el mundo sumergido de los ríos de Aysén

“Descubriendo los habitantes de río” fue el taller para niñas y niños co-organizado por el Programa AportaCiencias y el Proyecto Explora Aysén en el marco del ciclo de talleres Explora tu verano.

Sumergirse en el Río Coyhaique para identificar insectos acuáticos durante la mañana y programar los movimientos de estos a través de un prototipo de Animatronic durante la tarde fue la experiencia que vivieron las y los participantes del taller Descubriendo los habitantes del río, realizado durante enero como parte de la parrilla de actividades del ciclo Explora tu verano del Proyecto Explora Aysén.

Habitantes acuáticos

En el profundo mundo de los bosques existe una diversidad de vida bajo los ríos, lagos y esteros. Algunos habitantes de estos ecosistemas son los insectos acuáticos,  perteneciente al grupo de los invertebrados, que a pesar de ser el grupo de animales más numeroso y diverso del planeta, se estima que solo conocemos una pequeña fracción de ellos.

Para cuidar a los insectos, conocerlos es fundamental. Es por esto que AportaCiencias, iniciativa impulsada por el Campus Patagonia UACh y financiada por el Gobierno Regional de Aysén a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, se unió a Proyecto Explora Aysén para realizar el taller que se enmarca en el ciclo Explora tu Verano 2022.

Conocer para conservar

En busca de identificar a diversos insectos acuáticos que viven en los ríos de la región, el primer bloque del taller fue una visita al Río Coyhaique donde las niñas y niños participantes observaron las diversas comunidades de insectos acuáticos presentes en el río para luego extraer cuidadosamente muestras de rocas y especies usando herramientas especializadas.

“La actividad fue muy interesante, bonita y educativa. Nos permitió entender cuál es la función de estos animalitos en el medio ambiente y qué significa que estén en los ríos. Por ejemplo, cuando hay un tipo de insecto en el río significa que el río está limpio, en cambio cuando hay otro tipo de insecto significa que el río no está limpio”, afirmó Camila Pinilla. 

Vicente Herrera, participante del taller añadió: “lo que me sorprendió fue que los insectos son indicadores del agua. Me gustó reconocer los insectos y cuidarlos, y aprender a no ser tan invasivos en su territorio, porque es su casa”. 

Durante la tarde las niñas y niños fueron hasta el Campus Patagonia de la Universidad Austral de Chile donde observaron las especies recolectadas a través de microscopios para luego aplicar lo observado en un prototipo de Animatronic utilizando conocimientos básicos de electrónica y programación.

Respecto a la actividad, Melissa Zavala, coordinadora de AportaCiencias concluye: para nosotras como equipo es fundamental la unión de la ciencia y tecnología ya que en los desafíos actuales es importante que niños y niñas comprendan que estas dos ciencias pueden dialogar. A través de la creación de su prototipo los niños y niñas pudieron plantearse desafíos y entender el paso a paso de la creación de su prototipo enfocado en la animación de los insectos para comprender su morfología y el hábitat donde ellos viven”.